Toggle offcanvas area
Se reconoce que el usuario promedio, establece su base de información solo con la primera página de resultados que se obtiene del buscador.

La Reputación Digital, el nuevo termómetro del consumidor

La Reputación Digital, el nuevo termómetro del consumidor

Se reconoce que el consumidor promedio, establece su base de información solo con la primera página de resultados que se obtiene del buscador.

Entre el 2016 y 2017, en México se generó un importante aumento del 28.3% en el Ecommerce; lo que trajo consigo que el consumidor iniciará con el uso de herramientas para conocer qué, y con quién establecerá una relación de compra venta.

El uso de buscadores como Google, se convirtió en un hábito común para requerir información de una marca, un personaje, un producto o tema. Se reconoce que el usuario promedio, establece su base de información solo con la primera página de resultados que se obtiene del buscador.

Con el apogeo del Ecommerce y constante uso de buscadores, surgió una relación entre el consumidor y las marcas. Esto le dio la posibilidad al público de comprender y de crear emociones con los productos, servicios o personajes más allá del consumismo.

Te puede interesar: Índice de Reputación Digital.

Con esta relación se creó el concepto de Reputación Digital (RD) o Reputación Online. Este se puede entender como un fenómeno social, ya que es una percepción que se establece entre el público y la marca. Esta última estará en constante cambio dependiendo también de la competencia en torno al ámbito en que se enfoque.

Se puede visualizar la Reputación Digital en dos sentidos: La primera será aquella que se gestiona en torno a una sola persona. La segunda, se gestiona en torno a una corporación o marca. Sin embargo, el método para analizar y lograr una buena reputación puede ser similar.

La reputación se puede medir a través de diversos factores como noticias, artículos o medios. Así como con la interacción establecida con el público por medio de valoraciones u opiniones que se realizan en redes, blogs o páginas web.

Te recomendamos leer: Reputación Digital influye en el 93% de la decisión de compra.

Si bien la buena reputación no se puede mantener constante, sí podemos llevar a cabo estrategias que nos ayuden a mantener una buena imagen. Como primer paso debemos entender qué se dice de nosotros. Con base en lo anterior, podemos comprender si requerimos de una estrategia preventiva o una enfocada a atender una crisis.

Las estrategias deben contener, entre otras cosas, contenido en redes, blogs o perfiles profesionales. Debemos mantener comunicación constante con el usuario, creando contenido de valor y que deje una marca positiva. Por último, manejar un lenguaje acorde a tu audiencia y sobre todo actuar con responsabilidad ante las crisis.

Construye o mejora tu Reputación Digital con nosotros, ¡contáctanos ahora!

Fuente: Redacción, con información de ISDI.

1320 782 Editor

Leave a Reply