Toggle offcanvas area
Luchando para no caer en las fake news

Luchando para no caer en las fake news

¿Cómo podemos luchar contra las noticias falsas (fake news) que infectan nuestras fuentes de información?

Con respecto a las fake news, algunas investigaciones indican que la educación y los filtros que uno coloque puede que no sean tan efectivos. Sin embargo, los resultados por la lucha en contra de esa información engañosa tiene sus recompensas en Suecia y Finlandia, en donde de acuerdo al estudio de confianza en el gobierno, estas naciones tienen los mejores resultados debido a las diversas campañas educativas contra la desinformación.

La difusión intencional de historias falsas siempre guarda estrecha relación con acontecimientos tan importantes como el voto en elecciones presidenciales u otros eventos de similar importancia. Empresas de tecnología como Alphabet, Google y Facebook han tratado de encontrar maneras de cambiar esa situación, o al menos ayudar a los usuarios a detectar los errores. Algunos dicen que hay que empezar antes: educar a los niños sobre cómo pensar críticamente, y de acuerdo a los resultados de Suecia y Finlandia, al parecer tienen razón.

Te puede interesar: Meta continúa despidiendo empleados.

La comprensión de la epidemia de noticias falsas es muy importante. A diferencia de un virus típico, los proveedores de falsedad no tienen que infectar gente al azar. Gracias a la enorme cantidad de información en las redes sociales, y a los filtros y algoritmos de publicidad dirigida, esas informaciones pueden ir directamente a las víctimas más susceptibles y valiosas, las que tienen más probabilidades de propagar la infección.

Los últimos algoritmos de aprendizaje examinan cómo las personas podrían aprender a reconocer las noticias falsas y trataron de buscar los factores más importantes para ayudar a difundir ese tipo de informaciones.

De los resultados arrojados por esos algoritmos, el catalizador más importante de noticias falsas es la precisión con la que el abastecedor apunta a una audiencia nicho (una tarea que se puede lograr fácilmente con los datos que las compañías de tecnología recolectan de forma rutinaria y venden a las empresas de publicidad). La clave es sembrar un grupo inicial de creyentes, que comparten y/o comentan sobre el tema, se lo recomiendan a otros en las plataformas. Sobretodo en aquellas en que los contenidos pueden ser reusados como parte de nuevo contenido como es el caso de TikTok cuyo modelo se basa justo en esta particularidad. Las historias falsas se difunden más rápidamente cuando, inicialmente, son dirigidas a personas mal informadas que tienen dificultades para decir si una afirmación es verdadera o falsa.

Te recomendamos leer: 4 tips para ser excelente comunicador digital.

Hemos diseñado, sin quererlo, un entorno de redes sociales que es irremediablemente propenso a epidemias de noticias falsas. Cuando los vendedores usan información sobre hábitos de navegación, opiniones y conexiones sociales para apuntar anuncios a personas con ciertos intereses, esto puede facilitar el intercambio económico beneficioso. Pero en manos equivocadas, la tecnología se convierte en un medio para la siembra de la propaganda.

No obstante, los opositores a las noticias falsas pueden utilizar la misma tecnología de orientación para identificar y educar a las personas más vulnerables. Un ejemplo de lo anterior sería proporcionarles enlaces de información que podría ayudarles a evitar ser engañados.

Existe una posible conclusión positiva: la amplia conciencia de las noticias falsas debería tender a trabajar en contra de su éxito. Las campañas son mucho menos exitosas cuando los individuos aprenden estrategias para reconocer falsedades, al tiempo que son plenamente conscientes de que los proveedores están activos. Esto sugiere que las campañas de información pública pueden funcionar. En otras palabras, las noticias falsas son como un agente infeccioso armado. La inmunización a través de la educación puede ayudar, pero debe estar apoyada por la propia tecnología y medios que buscan desinformar.

Fuente: Redacción

2560 1706 admin

Leave a Reply